Calle del Marqués de Lozoya 25, 28007 Madrid
+34 915 740 680
info@reformas10.com
Consejos para adaptar la vivienda para personas mayores

Consejos para adaptar la vivienda para personas mayores

¿Vive con una persona de la tercera edad o está entrando en esta etapa de su vida? Siga estos consejos para adaptar la vivienda para personas mayores que le explicamos en este artículo. Hacer cambios precisos ayudará a garantizar la seguridad y darles más independencia.

Priorizar la seguridad de los adultos mayores

Con la vejez se presentan nuevas necesidades en las personas, una de ellas es tener una vivienda en la que puedan movilizarse con seguridad y la menor cantidad de riesgos.

Hay que considerar que durante esta etapa se comienzan a deteriorar los sentidos. Y, aparte, aparecen otras situaciones como menor movilidad, fallas en la memoria y más enfermedades. Por lo tanto, la casa donde viva una persona mayor debe adaptarse a esto.

Lo ideal sería hacer las modificaciones con anticipación. De esta manera, se previenen posibles accidentes que pudieran ocurrir más adelante. Además, hacerlos con antelación le permitirá gastar menos de lo que podría costar en el futuro.

Hable con su empresa de confianza para comenzar a planificar la reforma de baños, cocina y dormitorio que son las áreas más críticas. Los expertos le guiarán en los cambios que deben hacerse en las viviendas para personas de la tercera edad.

Para comenzar a planificar, lo primero es considerar las condiciones especiales de cada persona; por ejemplo, si tiene algún tipo de discapacidad. También hay cambios generales que son claves para garantizar la seguridad y comodidad de cualquier adulto mayor.

Eliminar los riesgos en casa de un anciano

Los cambios básicos deben centrarse en eliminar los riesgos que pueda haber en la vivienda actual. Hay elementos como las escaleras, bañeras o alfombras que resultan peligrosos para los adultos mayores.

En este sentido, algunos de los cambios que aconsejamos hacer son los siguientes:

  • Instalar un buen sistema de iluminación, de manera que ayude a mejorar la visibilidad de los ancianos. Además, esto incluye interruptores que sean fáciles de ubicar y estén al alcance de las personas.
  • Utilice luces nocturnas dentro de la casa. Es decir, luminarias que permitan a la persona ubicarse en la oscuridad –cuando el resto de las luces están apagadas-, sin que afecten su descanso mientras duermen.
  • Eliminar las alfombras y moquetas que no estén bien sujetas al suelo. Estos elementos pueden ser causa de accidentes y caídas por tropiezos.
  • Cuidar que los armarios y estanterías estén a la altura adecuada. Es decir, que no sea necesario usar escaleras o alzarse mucho, ni tampoco tener que agacharse.
  • Las escaleras son uno de los elementos más peligrosos para los adultos mayores. Por lo tanto, si en su casa hay alguna, instale una silla salvaescaleras para que pueda subir y bajar sin problemas. Será útil también para personas en silla de ruedas.
  • Elimine cualquier obstáculo que haya en la casa y que pueda causar un accidente. A veces hay objetos decorativos u otros elementos innecesarios o con una ubicación inadecuada.

adaptar casa adultos mayores

Consejos para adaptar la vivienda para personas mayores

Adaptar la casa para adecuarla a los adultos mayores no significa hacer que no parezca su hogar. Al contrario, esto podría hacerlos sentir incómodos y no es la intención de ninguna reforma. Se trata más bien de brindarles un hogar acogedor y que sea seguro para su día a día.

Las personas mayores comienzan a depender de otros para actividades que antes solían hacer ellos mismos. Con los elementos necesarios en su casa es posible brindarles un poco más de independencia.

La persona, por su parte, se irá ajustando poco a poco a los cambios; por este motivo a veces se pueden hacer de forma progresiva. Una forma es reformar una habitación a la vez, comenzando -por ejemplo- con el baño, que es el lugar donde se producen más accidentes.

Cuando se trata de los cuidados adultos mayores en casa procure que todos los espacios estén ordenados y no haya una sobre carga de objetos. Organice los cables, incluya agarraderas o elementos de los que se puedan sujetar, coloque sillas en las que puedan descansar, etc.

Pero, sobre todo, no olvide darle esa sensación de hogar. Para ello incluya objetos valiosos y recuerdos de la persona, procurando que no se conviertan en un riesgo para ellos.

Si se trata de la casa de personas con discapacidad, hay reformas que serán necesarias para mejorar su movilidad y aumentar su seguridad.

¿Quiere tener una vivienda segura para personas mayores? Siga los consejos que le damos a continuación. Los dividiremos en las distintas habitaciones de la casa, comenzando por las de mayor uso.

¿Cómo reformar el dormitorio para adultos mayores?

Este es uno de los lugares más importantes al reformar porque es posible que pase mucho tiempo aquí y es su lugar de descanso.

El elemento principal es la cama, esta debe ser cómoda y tener la altura apropiada. Si es muy baja es probable que la persona deba hacer mucho esfuerzo al levantarse. Si tiene problemas de movilidad, además, puede que necesite algún tipo de soporte para ayudarle a acostarse y levantarse.

Por las noches el dormitorio quedará a oscuras y si el anciano tiene que caminar para ubicar la cama puede ocurrir un accidente. Para evitarlo, instale interruptores de luz en la entrada y al lado de la cama.

Mantenga solo los muebles necesarios en el dormitorio para adultos mayores, así evitará tropiezos. Y los armarios también deben tener el tamaño adecuado y estar ordenados. Los medicamentos y otros elementos útiles deben estar a su alcance.

Evite las alfombras, si las usan estas deben ser antideslizantes y estar bien fijas al suelo.

Reformas en el baño de un anciano

El agua y la humedad representan un peligro en el baño para los adultos mayores. Una caída en esta etapa puede traer muchos problemas de salud.

Por ello, para aumentar la seguridad en este espacio utilice alfombras antideslizantes. Sustituya la bañera por un plato de ducha, ya que es más fácil de acceder a este último.

Coloque barras para que la persona se sujete mientras se baña. También hay casos en los que es útil colocarlas cerca del inodoro para que sea más fácil sentarse y levantarse.

En cuanto a los azulejos del baño para el suelo, escójalos antideslizantes para mayor seguridad. Una buena alternativa es colocar un deshumificador, ya que este aparato ayudará a evitar la humedad en las superficies.

¿Cómo debe ser la casa de un anciano? Un consejo básico es que la persona tenga un dormitorio con baño o, al menos, que estén cerca uno del otro.

Adaptar la cocina de un adulto mayor

Otra estancia importante es la cocina, en especial si la persona se encarga de hacer su propia comida.

Todos los elementos de la cocina deben estar accesibles y mantener en orden los armarios. Una recomendación es colocar puertas corredera en estos ya que provocan menos riesgos de accidentes.

Las cocinas de gas son poco recomendable para los ancianos porque puede pasar por alto alguna fuga. Hay que recordad que al ser mayor pueden fallar los sentidos, incluyendo el olfato. Por eso es conveniente sustituirlas por una de inducción.

Asimismo, otro elemento que debe tener una casa para un adulto mayor es un detector de humo en la cocina. De manera que advierta de peligro de incendio en caso de que suba la temperatura.

Escoja encimeras que sean fáciles de limpiar. De igual manera, los electrodomésticos también deben requerir un mantenimiento sencillo.

Reformas en el salón

Este espacio es otro de los más utilizados por las personas mayores para entretenerse y pasar tiempo con su familia y amigos. Igual que en el resto de la casa debe prevalecer el orden para que se movilicen con facilidad.

Debe haber suficiente espacio entre los muebles para que pasen entre ellos sin problemas. Estos, además, deben ser cómodos y ergonómicos.

Coloque un teléfono en el salón, al alcance del adulto mayor. Otra habitación donde debería colocar un teléfono es el dormitorio. Así, si la persona tiene una emergencia en casa le será más fácil comunicarse al tenerlo a su alcance.

Seguridad en las escaleras

Si la casa tiene escaleras, lo ideal sería evitar que el anciano tenga que subir y bajar con frecuencia. Por ejemplo, pudiera instalarse su dormitorio y baño privado en la planta inferior.

En cuanto a las escaleras en sí, se puede colocar una silla salvaescaleras, que le permita subir y bajar con facilidad y poco esfuerzo.

Las escaleras deben estar bien iluminadas y cada escalón debe ser del tamaño apropiado para que pueda colocar los pies con seguridad. Será útil para los ancianos que tenga un interruptor al comienzo y al final de las escaleras.

Otros aspectos a tomar en cuenta son el tamaño de las puertas. Estas deben ser anchas de manera que si la persona usa silla de ruedas pueda pasar con facilidad. En cuanto al exterior considere usar rampas para mejorar la accesibilidad a la casa.

Una vivienda adaptada mejorará la calidad de vida de los adultos mayores. Estos son algunas modificaciones que puede hacer, pero es importante tener en cuenta las condiciones propias de cada persona para hacer los ajustes.

Si busca más consejos para adaptar la vivienda para personas mayores, contacte a nuestros expertos en reformas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies